LEUCHTENBERGIA PRINCIPIS.

LEUCHTENBERGIA PRÍNCIPIS

Es un género monotípico (una sola especie) originario de México, de los Estados de San Luis Potosí, Zacatecas, Tamaulipas, Durango, Nuevo León y Coahuila. Lleva su nombre en honor al Duque y Príncipe de Leuchtenberg. Tiene una forma muy peculiar para ser un cactus. Comúnmente se le llama “cactus ágave”por el parecido que tiene con uno. Podemos describirlo como un cactus que posee varios tubérculos, dispuestos alrededor de un tronco, que se va engrosando con el tiempo Estos tubérculos miden entre 6 y 13 cm, son de forma triangular, de color verde-glauco o verde-azulado. En los extremos de los tubérculos están las areolas que contienen las espinas que son largas, flexibles, de entre 5 y 10 cm. de largo. La raíz es una raíz napiforme, grande, engrosada, subterránea. Las flores surgen de los túbérculos más nuevos que aparecen del centro de la Leuchtenbergia. Son flores grandes de hasta 6 cm. de diámetro, en forma de embudo, de color amarillo.

LEUCHTENBERGIA PRÍNCIPIS
LEUCHTENBERGIA PRÍNCIPIS

Para mantener saludable a tu Leuchtenbergia ,tienes que plantarla en una maceta profunda, para que pueda albergar cómodamente su raíz. El sustrato debe de ser aireado, suelto, con mucho componente mineral ( arena gruesa, perlita, pedregullín o grava pequeña). Con el riego hay que ser cuidadoso, si riegas en demasía la raíz napiforme se pudrirá enseguida. Se riega con moderación desde principios de la primavera hasta finalizar el verano. Y siempre constatando que el sustrato esté completamente seco antes de repetir la operación. Tienes que ubicar a tu Leuchtenbergia en un lugar soleado por la mañana y cerca del mediodía ya cambiarle el lugar para que, en esas horas más calurosas, le llegue luz filtrada o esté en un lugar con media-sombra. Un sol muy fuerte puede llegar a quemar los pimpollos. A veces las puntas de los tubérculos toman una coloración rojiza, es normal. En cambio, cuando presentan en las puntas una coloración amarillenta, esto se debe a la falta de agua.

LEUCHTENBERGIA PRÍNCIPIS
LEUCHTENBERGIA PRÍNCIPIS

Como has leído, es un cactus que no tiene grandes dificultades para cultivarlo en maceta. El único gran cuidado que debes tener es con el riego. Es de crecimiento lento, con el tiempo podrá dar vástagos basales. Puedes conseguir a tu Leuchtenbergia en un injerto, esto te facilita las cosas, ya que las condiciones de bienestar son para el pié de injerto. Es un cactus que a los cultivadores les gusta mucho hibridar con géneros como Ferocactus, Stenocactus, Thelocactus. El resultado sería x Ferobergia, x Stenobergia, x Thelobergia.

LEUCHTENBERGIA PRÍNCIPIS

Resumiendo, es un cactus llamativo por su forma fuera de lo común, de relativa facilidad para cultivar, solo se debe atender el tema del riego. Yo ya cuento con cinco ejemplares en mi colección, solo el más grande florece desde hace tres años. Si aún no tiene una Leuchtenbergia príncipis en tu colección, te aconsejo que consigas una, te va a encantar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s